Carta a Iberdrola

 

A La Atención de los directivos y personal responsable de Iberdrola:

Hola:

Es de común conocimiento que hoy en día hemos hecho imprescindible el uso de las energías para nuestra vida cotidiana.

Estamos acostumbrados al uso de derivados del petróleo y a la generación de energía eléctrica mediante centrales nucleares y otros medios altamente contaminantes, y que generan residuos peligrosos. Algunos de ellos no pueden ser eliminados y deben almacenarse en búnqueres bajo tierra, que mantienen sustancias activas por cientos y cientos de años, con el peligro que conlleva dejar a nuestros descendientes ésas “bombas” contaminantes a merced de que algún día haya algún hecho inesperado o catástrofe que pueda dejar al descubierto residuos radiactivos muy nocivos.

Yo no quisiera esto para mi. Como no lo quiero para mi descendencia, ya sean hijos propios o el resto de la humanidad.

Debemos ser conscientes que aunque seamos animales racionales, que llevamos ropa, que conducimos automóviles, que usamos la energía eléctrica para calentarnos, para cocinar, para aliviar el calor del verano, para lavar nuestra ropa, para comunicarnos… seguimos siendo animales. Tenemos pulmones, como los animales. Tenemos estómago, como los animales. Tenemos ojos, como los animales. Respiramos, como los animales. Bebemos agua, como los animales. Comemos comida de la que perfectamente se podrían alimentar otros animales. Y necesitamos, para nuestra supervivencia, que los alimentos que comemos estén sanos. Que el aire que respiramos esté limpio. Necesitamos una tierra limpia donde cultivar nuestros alimentos. Una tierra limpia donde crezcan los árboles y plantas que generan el oxígeno que necesitamos para respirar. Necesitamos la lluvia para limpiar la atmósfera de los humos contaminantes. Pero necesitamos una lluvia limpia, no una lluvia que sea peligrosa para la salud. No queremos lluvia que ensucie, queremos lluvia que limpie, que riegue las plantas silvestres, nuestros cultivos, que rellene los acuíferos, de donde sacamos el agua para beber. De donde viene el agua con propiedades curativas, de la montaña, del deshielo de la nieve, las aguas que se filtran bajo el suelo y llenan los ríos subterráneos.

Con todo esto, quiero decir que el ser humano, es también animal y necesita del medio ambiente, quiera o no. Porque si no, malvivimos o directamente, enfermamos y morimos.

Busquemos un equilibrio entre el medio ambiente y nuestra tecnología. No tienen por qué ser incompatibles.

Tenemos Sol, tenemos olas en el mar, tenemos viento. Sobre todo, en España tenemos de ésas tres cosas. Y de ésas tres cosas, se puede generar una energía limpia, que no genera residuos, y es más que suficiente para el funcionamiento del sistema energético.

Por favor, pido a Iberdrola, por favor pido a los políticos, por favor, pido un cambio hacia este tipo de energías. Ya no porque son más baratas. Si no porque representa un ambiente sano para nosotros, para las personas. Pero también para los animales, las plantas silvestres, y como no, para nuestros cultivos y para los animales que criamos para nuestra alimentación.

También para nuestro recreo. Qué tristeza me da ver cómo está el Mar Menor, de La Costa Cálida de Murcia. Que ya no te puedes bañar en él, so pena de enfermar, por los residuos de gasolinas, aceites, y otros muchos más, que han echado a perder esta laguna salada.

Por favor, seamos inteligentes, seamos buenos, tengamos buena fe, y ayudémonos los unos a los otros dando el servicio de energías renovables, energías limpias. Es bueno en todos los sentidos.

Ya sé que las empresas deben ganar dinero, y esto es una razón de gran peso, por la que no se ha invertido antes en las energías limpias, por la que no se genera energía más económica.

El dinero es una razón ya de por sí. Y es la razón por la que muchas empresas no se mueven a esto, por la que muchos políticos no gestionan esto.

Las empresas energéticas tienen mucho poder, en cuanto a dictar el precio de sus Kilo Watios. En cuanto a explicar las cosas poco. Hay que tener una cierta educación para entender la factura al ciento por ciento, para entender cómo se genera la energía, por qué contamina y por qué unos tipos de energía nos conviene más que otros.

Por favor, ofrézcanos un servicio de energías limpias y estaré encantado de contratarlo.

Está en sus manos pensar más en el prójimo que en el dinero y hacer un bien que nos dignificará a todos como seres humanos.

Atentamente:

Juan Montoya López

Uncategorized

Comments are closed.